ESLINGAS DE POLIÉSTER

Eslingas de Poliéster

Características de las Eslingas de Poliéster

  • Las eslingas de poliéster son extremadamente flexibles, ligeras, muy fáciles de usar y no dañan la superficie en donde se utilicen.
  • Todas las eslingas de poliéster que vendemos tienen una fibra roja que indica desgaste y peligro, inmediatamente esta fibra sea vea expuesta se deberá retirar la eslinga.
  • Las eslingas fabricadas con poliéster no enmohecen, por lo tanto tampoco se pudren.
  • Las eslingas de poliéster cuentan con gran resistencia a la abrasión.
  • Todas las eslingas de fibra sintética presentan características de elongación, con lo cual se obtiene una amortiguación a la tensión.
  • Estas eslingas no deben de ser usadas en temperaturas superiores a 23 grados centígrados o 200 grados Fahrenheit.
  • Las eslingas planas se pueden fabricar en una, dos, tres o cuatro capas obteniendo cargas de trabajo de más de 50 toneladas.

Medidas de Seguridad en el uso de Eslingas de Poliéster
Antes de usar cualquier eslinga deberán revisarse sus características para asegurarse que es la eslinga correcta para el uso.
Determinar que el peso de la carga este dentro de la capacidad de la eslinga, por tanto cada eslinga deberá tener una etiqueta que contenga tales datos, así como el material con el que fue fabricada.
Ya colocada la eslinga, durante todo el período de tiempo en que esta sea utilizada, deberá revisarse que se mantenga en buenas condiciones.
Se deberá mantener un registro de cada eslinga en uso como es, frecuencia de uso, tipo de aplicaciones y resistencia.
Siempre se debe tener presente que la eslinga en uso debe estar bien balanceada con referente a la carga y estar perfectamente unida a esta para lograr un control total.
Siempre se debe tener cuidado de que las eslingas no corran el riesgo de ser cortadas por filos, esquinas o superficies abrasivas.
Jamás debe doblarse una eslinga o hacerle nudos.
El operario siempre debe mantener un margen de distancia de la carga.
Retire de servicio una eslinga si se presenta al menos uno de los siguientes casos:

  • Si no tiene etiqueta
  • Si tiene cortaduras o desgarres
  • Si tiene puntas rotas o gastadas
  • Si los accesorios, en caso de llevarlos, están de formados
  • Cuando ya presente desgaste o lleve algún nudo